people-2557451_1920

¿Cómo Deben Responder Los Cristianos A Los Pronombres De Género Preferidos?

Por Danielle M. Antonetti, escritora invitada 

[dropcap]L[/dropcap]os cristianos están llamados a estar en el mundo, pero no a ser «del mundo» ( Juan 17:14-19). Esto significa que Jesús quiere que los creyentes participen en la cultura, sin comprometer sus convicciones a causa de ella.  Muy a menudo, el  cristiano bienintencionado, hace pequeñas concesiones pensando que es poco perjudicial. Sin embargo, comprometer la verdad puede distorsionar el amor. Esto nos lleva al tema de cómo los cristianos deben responder ante la cuestión cultural actual de los pronombres preferidos.

 

La verdad

Parece haber  poco consenso en donde antes se tenía claridad sobre lo que constituía ser masculino y femenino,  niño y niña, hombre y mujer, él y ella. Esto se evidencia en el creciente número de personas que se identifican como transgénero (aquellas que experimentan disforia de género, una condición que describe el trauma «psicológico que resulta de una incongruencia entre el sexo asignado al nacer[1] y la identidad de género»[2]) o aquellas que se identifican utilizando otros términos de género no tradicionales[3]. Como tal, se está convirtiendo en algo habitual que las personas aclaren o enumeren sus pronombres preferidos en una conversación , en las redes sociales, antes de las reuniones o en las firmas de los correos electrónicos. Por ejemplo, durante la temporada electoral del 2020, varios candidatos presidenciales demócratas pusieron sus pronombres preferidos en sus perfiles de redes sociales[4].

En cambio, la cosmovisión cristiana afirma que Dios creó a las personas para que fueran hombres o mujeres. En Génesis 1:27 leemos: «Y creó Dios al hombre a su imagen y semejanza; varón y hembra los creó». Dios no pretendía que el sexo y el género (la identidad) estuvieran separados el uno del otro; son sinónimos. Adoptar una cosmovisión diferente sobre el sexo y el género sería rechazar la verdad. Sin embargo, la cultura actual intenta (con cierto éxito, por desgracia) convencer a los cristianos de lo contrario. 

 

El amor

«Amor es amor». Hoy en día, se puede ver este dicho ondeando en muchas banderas del arco iris. Un análisis más detallado de lo que significa esta afirmación, revela que este amor se autodefine – el amor es y hace lo que quiere dependiendo de la persona que define el término. Un artículo de Bustle del 2016 relata lo que «amor es amor» significa para ocho defensores de la comunidad LGBTQ; en resumen, para cada persona entrevistada la declaración se traduce en una de las siguientes: tomarse de las manos (sin  ocultar el amor romántico por una pareja del mismo sexo), permanecer juntos pase lo que pase, ser una fuerza poderosa, creer en uno mismo, sentirse conectado con otras personas, no avergonzar sexualmente a otros y celebrar las diferencias[5]. 

Los cristianos reconocen que, como creador de todas las cosas, «Dios es amor»[6]. La cosmovisión cristiana considera que es Dios quien define el amor, guiado primero por Su ejemplo: «Nosotros amamos porque Él nos amó primero»[7]. Además, Juan 13:1-17 relata cuando Jesús lava los pies de sus discípulos, una tarea reservada en ese momento para los siervos más humildes. El acto, sin embargo, nos enseña que «bienaventurados sois si las hiciereis» (v. 17). Dios no quiere condenar a la humanidad, sino amarla y conducirla al arrepentimiento. Los ninivitas merecían ser condenados, pero Dios llamó a Jonás para que fuera a ellos y proclamara Su Palabra . «Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo» [8]. El amor de Dios precede al arrepentimiento, y es una ocasión que Él celebra en el cielo: «Les digo que así mismo se alegra Dios con sus ángeles por un pecador que se arrepiente»[9].Sin embargo, muchas personas, independientemente de su cosmovisión, interpretan el amor de Dios y el amor en general, como una aprobación de todos los comportamientos y elecciones. Esto distorsiona Su Palabra. Por ejemplo, para aquellos que no están dispuestos a arrepentirse, «El amor [léase: Dios] es paciente [léase: tolerante], el amor es bondadoso [léase: realmente tolerante]»[10] En otras palabras, las personas no necesitan apartarse del pecado para recibir el mayor regalo de Su amor, la salvación. Esta comprensión del  amor no es de Dios. Los versos que siguen en este pasaje destacan el desprecio de Dios por el pecado, y su aborrecimiento por la mentira: «El amor no tiene envidia, no es jactancioso, no es orgulloso. No deshonra a los demás, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor [sinónimo de Dios] no se complace en el mal, sino que se alegra con la verdad»[11]. 

 

La verdad y el amor

Una de mis personalidades favoritas de YouTube es Blaire White, una mujer transgénero, es decir, un hombre. Blaire quiere ser mujer y se ha esforzado por hacer la transición social y física. Si no supieras quién es, probablemente ni pestañearías. Las personas transgénero, como Blaire, experimentan disforia de género, una condición legítima de salud mental. La naturaleza de la condición introduce un inconveniente social para los cristianos que parece enfrentar su comprensión bíblica del sexo y el género (la verdad) con el mandato de Dios de «amar al prójimo como a uno mismo»[12] La verdad es que el pronombre de Blaire es ‘él’, pero ¿deberían los cristianos usar ‘ella’? 

El Centro para la Fe, la Sexualidad y el Género de Preston Sprinkle promueve la «hospitalidad de pronombres», un término que describe «la voluntad de adaptarse a los pronombres de nuestros vecinos transgénero, independientemente de nuestros propios puntos de vista sobre la ética cristiana de la identidad de género»[13] El Centro cuenta con el apoyo de Francis Chan, Matt Chandler, Karen Swallow Prior, Gabe Lyons y Laurie Krieg.

Por el contrario, el artículo XI de la Declaración de Nashville, publicada en línea el 29 de agosto de 2017, afirma «es nuestro deber hablar la verdad en amor en todo momento, incluso cuando nos referimos  a, o hablamos sobre unos y otros como hombre o mujer» y niega «cualquier obligación de hablar de tal manera que deshonre el diseño de Dios de sus criaturas  como hombre y mujer»[14]. Los firmantes iniciales de esta declaración son varias figuras reconocidas y respetadas , tales como Wayne Grudem, R. C. Sproul, K. Erik Thoennes, J. P. Moreland y Albert Mohler.

Este último enfoque destaca la verdad en el amor, no el exceso, estableciendo  que es amoroso afirmar la cosmovisión cristiana sobre el sexo y el género en lo que respecta al lenguaje; mientras que el primero enfatiza el mandato de amar utilizando los pronombres preferidos de una persona como cortesía y señal de respeto. Este artículo no afirma que un enfoque sea más apropiado, correcto o bíblico que el otro. 

De hecho, si los cristianos deben usar los pronombres preferidos de las personas transgénero, es menos importante que reconocer que «nuestra lucha no es contra carne ni sangre, sino contra los gobernantes, contra las autoridades, contra potestades que dominan  este mundo de tinieblas,  y contra las fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales». Las personas transgénero (o que padecen disforia de género) se enfrentan al pecado[15]. Santiago 1:14-15 dice: «Cada persona es tentada cuando es arrastrada y seducida  por sus propios malos deseos. Luego, cuando el deseo ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado  da a luz la muerte». 

Una consecuencia de la Caída es que las personas no pueden determinar qué es el bien o qué es el mal sin conocer a Dios y a lo que Él llama bueno y malo. Dios declara como buenas (la verdad) a sus creaciones del sexto día, a quienes creó «hombre y mujer». Él llama a Su pueblo al arrepentimiento porque lo ama. 

Los cristianos, como nos dice Jesús en Mateo 5:14a, «son la luz del mundo». La Biblia prepara  a todos los que abren sus páginas para ser esa luz. En todo momento, los cristianos deben proclamar el poder transformador del Evangelio (Marcos 16:15), orar pidiendo a Dios sabiduría y entendimiento en todas las cosas (Colosenses 1:9), guardar Sus mandamientos (Deuteronomio) y amar a todas las personas como a sí mismos (Gálatas 5:14). Si los cristianos permiten que esa luz «brille ante los demás», harán  buenas obras  que conduzcan  a los pecadores (en este caso, a los que tienen confusión de género) el sacrificio salvador de Dios -Jesús- que glorificará al Padre en el cielo.

 

Referencias:

[1] Debra Soh, The End of Gender: Debunking the Myths about Sex and Identity in Our Society. Nueva York: Threshold Editions, 2020. Kindle. La Dra. Soh se opone a la frase «sexo asignado al nacer», escribiendo que «da innecesariamente la impresión de que el sexo no es un atributo objetivo» (30).

[2] “¿Qué es la disforia de género?” Asociación Americana de Psiquiatría en línea, noviembre de 2020, https://www.psychiatry.org/patients-families/gender-dysphoria/what-is-gender-dysphoria.

[3] Associated Press, “Más adolescentes de EE. UU. se identifican como transgénero y rechazan a niñas y niños como únicas opciones.  NBC News online, 5 de febrero de 2018, https://www.nbcnews.com/feature/nbc-out/more-u-s-teens-identify-transgender-reject-girl-boy-only-n844681.

[4] Lily Wakefield, “La mitad de los candidatos demócratas estadounidenses en el cuarto debate enumeran sus pronombres en Twitter”, Pink News, 20 de octubre de 2019, https://www.pinknews.co.uk/2019/10/20/democratic-candidates-us-list-international-pronouns-day-twitter-elizabeth-warren-julian-castro/.

[5] Wendy Lu, “Ocho  defensores de la comunidad LGBTQ comparten lo que significa ‘Love Is Love'”, Bustle.com, 7 de diciembre de 2016, https://www.bustle.com/p/8-lgbtq-activists-share-what-love-is-love-means-to-them-in-donald-trumps-america-7278041.

6] 1 Juan 4: 16b (NVI).

7] 1 Juan 4: 19 (NVI).

8] Jonás 3:10 (NKJV).

9] Lucas 15:10 (NVI).

10] 1 Corintios 13: 4a (NVI).

11] 1 Corintios 13: 4b-6 (NVI).

12] Gálatas 5:14 (NVI).

13] Gregory Coles, “¿Qué pronombres deben usar los cristianos para las personas transgénero?” Boise, ID: Center for Faith, Sexuality, and Gender, 10, https://centerforfaith.com/sites/default/files/cfsg_pastoral_papers_11.pdf.

14] “Nashville Statement”, Council on Biblical Manhood and Womanhood, consultado el 14 de febrero de 2021, https://cbmw.org/nashville-statement.

15] Todas las personas, sean creyentes o no, se enfrentan al pecado; el comportamiento LGBT no tiene el monopolio del pecado.

 

Descargo de responsabilidad: Todas las opiniones expresadas por las personas asociadas a este ministerio o en nuestras plataformas no representan necesariamente las opiniones de Women in Apologetics, Inc. o de los miembros de su equipo.
 

 

Share this post

Categories

JOIN THE WIA TRIBE

Become a WIA volunteer and enjoy the many benefits that come with it! Check out our current needs on the volunteer page.

BECOME A KEY PARTNER

Help us in our mission to educate, equip, and encourage women in Christian apologetics.

Copyright © Women in Apologetics. All rights reserved.