pexels-flora-westbrook-3761142

De Semilla Incorruptible: Un Remedio A Las Mentiras Del Enemigo

Por Danielle M. Antonetti | 29 de septiembre de 2020

[dropcap]C[/dropcap]omo muchas niñas pequeñas, yo fui una marimacha y pensaba que era mejor esto que la alternativa, cualquiera que esa fuera. De hecho, una de las cosas que más me gusta escuchar de las historias que cuenta mi papá sobre mí cuando era niña, es que todos los chicos del barrio tenían miedo de jugar al hockey callejero con su pequeña. Apuesto que él diría que todavía lo están. Disfruté de su miedo en esa época y probablemente lo haría hoy.

En los años siguientes, cambié el palo de hockey por la vergüenza, un negocio en el que yo perdí y ganó el Enemigo.

El diccionario Merriam-Webster establece la definición de vergüenza como «un sentimiento de culpa, arrepentimiento o tristeza [que una persona tiene] porque [sabe que] ha hecho algo malo». Eso sugeriría que, si la persona fuera capaz de remediar el mal, la vergüenza desaparecería. Sin embargo, persiste. Mi pastor a menudo habla de la vergüenza y la define como la creencia de que estamos equivocados. Ahora veo por qué persiste el sentimiento. Si estoy equivocada, entonces no hay nada que pueda hacer para estar en lo correcto. Eso es una mentira.

Los palos y las piedras pueden romper mis huesos, pero los apodos nunca me harán daño. Cuando era niña, solía decirme esto cuando otros niños se burlaban de mí; ellos me lo decían cuando yo me burlaba de ellos. Cuando crecí, los apodos empezaron a dolerme y los palos y las piedras nunca se lanzaron con la suficiente fuerza como para romper un hueso.

Sin embargo, antes de que reconociera el poder de una palabra para matar, robar y destruir; estaba muerta, sola y débil. Escuché las palabras de otras personas hasta que se convirtieron en palabras sobre mi misma. Las repetía a menudo. Esta versión de Danielle me resulta extraña ahora, a pesar de haber pasado tantos años juntas. De vez en cuando, ella regresa y me encuentro con ella por nostalgia; entonces recuerdo que la nostalgia es una maestra del disfraz.

La Palabra es inspirada por Dios, como dice Pablo en 2 Timoteo 3:16 y como tal no disfraza nada. El grito de atención de la nostalgia, por otro lado, envuelto en recuerdos distorsionados y con una apariencia engañosa de consuelo, se disipa – en general muy rápidamente – cuando es desafiado.

Lo contrario es verdad para el cristianismo y mi fe. Los momentos en que son cuestionados, ya sea por dudas y desafíos internos o externos, nunca parecen tan desestabilizadores como las palabras del Enemigo, porque el caso de Cristo y de mi fe en Él, se encuentra en «el poder de la apologética implícita en el mensaje [del Evangelio] mismo. Es decir, que “Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo.”»2

Sencillamente, el amor de Dios resuelve el deseo fundamental de todo corazón humano: ser amado perfectamente porque, a pesar de nuestros mejores esfuerzos por amar y ser amados incondicionalmente, sólo «Su amor, perdón y voluntad de ser el Señor de nuestras vidas»3 repara el daño de las mentiras del Enemigo.

Así que cuando la nostalgia me llama, me recuerdo a mí misma que soy la hija del Rey comprada con sangre y abro Su palabra puesta a prueba, comprobada, verdadera y eterna:

«Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre».4

Referencias:

[1] Expresión en inglés que se suele utilizar como respuesta a un insulto o comentario desagradable con la intención de expresar que no se permitirá que aquello afecte emocionalmente a la persona que lo recibe.

[2] Jerry Root, “What Are Christians Apologetics, and How Do They Relate to the Gospel Anyways,” The Exchange (blog), Christianity Today, June 14, 2018, https://www.christianitytoday.com/edstetzer/2018/june/what-are-christian-apologetics-and-how-do-they-relate-to-go.html

[3] Ibid.

[4] 1 Pedro 1:23 (RVR1960).

 

Descargo de responsabilidad: Todas las opiniones expresadas por las personas asociadas a este ministerio o en nuestras plataformas no representan necesariamente las opiniones de Women in Apologetics, Inc. o de los miembros de su equipo.
 

 

Share this post

Categories

JOIN THE WIA TRIBE

Become a WIA volunteer and enjoy the many benefits that come with it! Check out our current needs on the volunteer page.

BECOME A KEY PARTNER

Help us in our mission to educate, equip, and encourage women in Christian apologetics.

Copyright © Women in Apologetics. All rights reserved.