pexels-yan-krukov-4668987

El aborto: Un caso por la Vida

Por Laura Zifer Powell   |  Noticias Agosto 2021

¿Por qué abortan las mujeres? 

¿Cuáles crees que son las razones más comunes por las que las mujeres eligen abortar? La mayoría de las personas se sorprenden al conocer que de más de un millón de abortos quirúrgicos y un número incalculable de abortos químicos que ocurren cada año en Estados Unidos, sólo alrededor del  3.5% ocurren por razones que pueden considerarse «casos difíciles», como violación, incesto e intentos para salvar la vida de la madre.[1] El restante 96.5% de los casos de aborto se realizan por razones de preferencia o conveniencia,  siendo en gran medida las mismas alrededor de todo el mundo.[2]] 

Esto se traduce en que sólo en los Estados Unidos, al menos 965,000 vidas podrían salvarse cada año (sin contar los abortos químicos) a través de acuerdos que permitan el aborto en los «casos difíciles» pero se prohiba para el resto.  Sin embargo, cuando se les plantea a los defensores del aborto  si estarían dispuestos a apoyar tales acuerdos, responden siempre que no. Pero, ¿por qué? 

Argumentos a Favor 

Las alegaciones más comunes que escucho para defender el aborto en todas las circunstacias, incluyen: 

  • Privacidad: El gobierno no puede intervenir en la vida personal de cada persona. El aborto es un asunto familiar y privado. .
  • Carga Financiera: Algunas personas no pueden permitirse mantener a otro hijo.  Sería una carga financiera muy pesada. 
  • Autonomía: Nadie debería imponer sus puntos de vista a los demás. 
  • Seguridad: Si se limitan los abortos, las mujeres se verán obligadas a someterse a peligrosos abortos clandestinos. 
  • Derechos de la mujer: La libertad reproductiva es necesaria para preservar el derecho de la mujer a la libre determinación,  la oportunidad y felicidad. 
  • Rol del Gobierno: No es responsabilidad del gobierno legislar la moralidad. 
  • Violación: Nunca se debe obligar a una mujer quedarse con la descendencia de una violación. Ese niño le recordará ese horrible suceso por el resto de su vida. 

En la superficie, estas frases hechas pueden parecer razonables, e incluso convincentes, pero todas comparten una suposición muy importante:  que el nonato no es completamente humano. Si bien la persona promedio puede que no se de cuenta haber adoptado esta  suposición, podemos simplificar el problema y ayudar a hacerla evidente haciendo lo que Scott Klusendorf llama «sacar al niño pequeño».[3]  En pocas palabras,  podemos preguntarnos si cada alegación particular para abortar funciona también como una justificación para matar a un niño pequeño (o a un adolescente, para el caso). Si no lo justifica,  el argumento asume que los nonatos  no son completamente humanos.  

Sacando al Niño 

Permíteme dar varios ejemplos utilizando las alegaciones para abortar enumeradas anteriormente. 

Privacidad: Si la privacidad es el problema. ¿Estaría bien matar a mi niño pequeño siempre que lo haga en la privacidad de mi propia casa? ¿Asesinar a tu pequeño es un asunto privado y familiar en el que no puede intervenir el gobierno? 

Carga financiera: Si el problema es no poder mantener a otro niño ¿estaría bien matar a uno de los niños mayores para ahorrar dinero? Después de todo, ¡los niños mayores cuestan más para mantener! Autonomía: Si no deberíamos imponer nuestros puntos de vista a los demás, ¿significa eso que no deberíamos tener leyes contra los padres que matan a sus niños pequeños (o a sus adolescentes)?

Seguridad: Si es la seguridad el problema, ¿deberíamos  legalizar el asesinato de niños mayores para que sus asesinos no resulten heridos o mueran mientras cometen el asesinato? ¿Deberíamos legalizar el robo para que los ladrones no resulten heridos o asesinados al irrumpir en los hogares de las personas? 

Derechos de las mujeres: Si tu niño pequeño está limitando tu libertad personal, felicidad o autodeterminación (que, de tener un niño pequeño, te garantizo que lo hará) ¿deberías poder matarlo? 

Rol del Gobierno: Si no es responsabilidad del Gobierno legislar la moralidad, ¿se debería permitir el asesinato de los niños mayores? No es casualidad que legislar la moralidad es exactamente lo que hace el gobierno. Cada tema legislativo es un tema moral.  

Violación: Si es admisible matar a un nonato porque nos recuerda un suceso horrible, ¿estaría bien que una mujer mate a sus hijos mayores porque le recuerdan a su ex-marido  abusivo? ¿Justifican las dificultades el homicidio? 

Si los argumentos anteriores no justifican el asesinato de niños pequeños, adolescentes, o adultos, podemos asegurar de que es porque el defensor del aborto considera que estas personas mayores son seres humanos y, sin embargo, no le atribuye el mismo estatus a los nonatos. 

 

¿Qué es el Nonato?

Si bien «sacar al niño pequeño» ayuda a personas a reconocer sus suposiciones, esto sólo serviría en el caso pro-vida si un nonato es en realidad un ser humano. Por esa razón, la pregunta más importante que debemos responder es: ¿Qué es el nonato?  Si el nonato es sólo una masa de células no vivas, entonces es una falacia compararlo con un niño pequeño o con cualquier otro ser humano. Si se trata simplemente de un crecimiento que se adhiere en el interior del útero de la mujer,  como si fuera un tumor o un tercer brazo, puede entonces que extirpar esa parte no deseada no sólo sea aceptada, sino también sea inteligente. Todo gira alrededor de esta pregunta.  Entonces, ¿qué es lo que indica la evidencia?   

Con la ayuda de la tecnología médica moderna, los médicos y científicos ahora saben sin lugar a dudas que desde el momento de la concepción, el nonato es un ser humano distinto, vivo  y completo. Él o ella no es un apéndice, ni una masa de células no vivas, ni un ser humano parcial, ni se trata de alguna otra especie. El nonato es un ser humano vivo con sexo definido, y propio tipo de sangre y ADN.  Exceptuando alguna acción que induzca la muerte, el bebé nonato continuará creciendo y desarrollándose tal como lo hacen los demás niños mayores. Todo esto lo podemos evidenciar en cualquier libro secular de biología, innumerables revistas médicas, e incluso por testimonios dados por reconocidos embriólogos  ante el Senado de los Estados Unidos. Veamos algunos ejemplos.  

Desde la Concepción 

En Langman: Embriología Médica se explica, «El desarrollo de un ser humano comienza con la fertilización, un proceso en el que el espermatozoide del varón  y el ovocito de la hembra se unen para dar lugar al nuevo organismo, el cigoto ».[4] 

Mientras que, El Desarrollo del Ser Humano: Embriología Clínica Orientada, dice, «El desarrollo humano comienza con la fertilización cuando el gameto masculino o espermatozoide (espermatozoide) se une con un gameto femenino u ovocito (óvulo) para formar una sola célula, llamada cigoto. Esta célula totipotente, altamente especializada, marcó el inicio de cada uno de nosotros como individuo único».[5]

El Nonato es Distinto 

En su texto médico, Biología de la Gestación, el Dr. Louis Fridhandler informa, «[La fertilización es] ese maravilloso momento que marca el comienzo de la vida de un nuevo individuo único»[6]

Sin embargo, otro texto, Embriología Humana, cita: «Es la penetración del óvulo por un espermatozoide … que constituye la culminación del proceso de fertilización y marca el inicio de la vida de un nuevo individuo».[7] 

El Nonato está Vivo 

En su texto, Patología del Feto y el Bebé, Potter y Craig escriben: «Cada vez que un espermatozoide y un óvulo se unen, se crea un nuevo ser  que está vivo y continuará viviendo a menos que su muerte sea provocada por alguna condición específica».[8] 

No sólo los libros de textos, sino también los testimonios de expertos ante el Congreso informan sobre los mismos hallazgos. El registro oficial de testimonios del gobierno para la audiencia del subcomité judicial del Senado sobre cuándo la vida comienza, muestra que, junto con al menos otros ocho expertos en el tema, Hymie Gordon de la Clínica Mayo testificó ante el Congreso, «De acuerdo a los criterios de la biología molecular moderna, la vida está presente desde el momento de la concepción».[9]

El Nonato está Completo 

En su artículo para The New Atlantis, titulado «Bellotas y Embriones», Robert George y Patrick Lee escribieron, «Desde la concepción en adelante, el embrión  humano está totalmente programado y posee la disposición activa para desarrollarse a sí mismo/a hasta la siguiente etapa madura de un ser humano».[10] 

Esto es coherente con el hecho de que el ADN completo del nonato está presente en el momento de la concepción, como reconoció incluso National Geographic en su programa televisivo del 2005, In the Womb (En el Vientre), que resumió el inicio de la vida de esta forma: «Las dos células gradualmente  y con gracia se convierten en una. Este es el momento de la concepción [fertilización], cuando se crea el conjunto único de ADN de un individuo, una característica humana que nunca ha existido antes y nunca se repetirá».”[11] 

EL Nonato es Humano 

La evidencia es tan clara que condujo al Dr. Bernard Nathanson, obstetra  y cofundador de lo que hoy es la Liga Nacional de Acción por los Derechos del Aborto (NARAL, por sus siglas en inglés), a un cambio radical de curso.  Después de renunciar a su cargo, Nathanson declaró más tarde, «Las tecnologías modernas nos han convencido de que, sin lugar a dudas, el bebé nonato es sencillamente otro ser humano, otro miembro de la comunidad humana, idéntico en todos los sentidos  a cualquiera de nosotros».[12] 

Y el filósofo ateo y Profesor de Bioética en la Universidad de Princeton, Peter Singer, escribe en su libro Ética Práctica, «Si un ser es miembro de una especie dada, es un hecho que puede determinarse científicamente por el estudio de la naturaleza de los cromosomas en las células de los organismos vivos. En este sentido, no cabe duda de que desde el primer momento de su existencia, un embrión concebido a partir de un espermatozoide y óvulo humanos, es un ser  humano».[13] 

Conclusión 

La evidencia demuestra de manera abrumadora que la vida comienza en la concepción, y que el nonato es un ser humano distinto, vivo y completo. De hecho, a principios de la década de 1980, después de que una búsqueda exhaustiva fracasara en aportar al menos un científico calificado que testificara que la vida humana comienza en cualquier otro momento distinto a la concepción, el informe oficial del Senado sobre el proyecto de ley 158, el «Proyecto de Ley de Vida Humana», resumió el problema de la siguiente forma::

«Los médicos, biólogos y otros científicos están de acuerdo en que la concepción marca el comienzo de un ser humano – un ser que está vivo y es miembro de la especie humana. Hay un acuerdo abrumador sobre este punto en innumerables escritos médicos, biológicos y científicos». [14] Y la evidencia que apoya esta conclusión sólo ha crecido con el tiempo. 

El nonato puede diferir en tamaño, nivel de desarrollo, ambiente y grado de dependencia (también se observan diferencias entre niños mayores y adultos), pero éstas son características únicamente superficiales. La pregunta crucial que debemos hacernos es, «¿Qué es el nonato?».  Los libros de Biología en todos los niveles de educación enseñan lo que doctores y científicos saben desde hace mucho tiempo, y es que desde la concepción, el nonato es un ser humano distinto, vivo y completo.  

Para un tratamiento más profundo de este tema, recomiendo encarecidamente The Case for Life: Equipping Christians to Engage the Culture por Scott Klusendorf . Como excelente complemento, también recomiendo el libro de Randy Alcorn Pro-Life Answers to Pro-Choice Arguments. Para artículos más breves, consulte Live Action News en liveaction.org.    

[1] Tabulación de informes sobre «Induced Termination of Pregnancy (Interrupción inducida del embarazo)» de Florida [1998-2020], Luisiana [1996-2018], Minnesota [1999-2019], Nebraska [2001-2019], Dakota del Sur [1999-2019], y Utah [1996-2018]; https://www.hli.org/resources/why-women-abort/ 

[2] Akinrinola Bankole, Susheela Singh y Taylor Haas. «Reasons Why Women Have Induced Abortions: Evidence from 27 Countries». International Family Planning Perspectives, Volumen 24, Número 3 (agosto de 1998). Tabla 2, «Percentage Distribution of Women Who Had an Abortion, by Main Reason Given for Seeking Abortion, Various Countries and Years».

[3] Klusendorf, Scott. The Case for Life: Equipping Christians to Engage the Culture. Wheaton: Crossway Books, 2009. 

[4] T.W. Sadler, Langman: Embriología Médica.. 7ª  edición (Baltimore: Williams & Wilkins, 1995), 3.

[5] Keith Moore and T.V.N. Persaud, El Desarrollo del Ser Humano: Embriología Clínica Orientada (Filadelfia: Saunders/Elsevier, 2008), 15. [6] Louis Fridhandler,  «Gametogenesis to Implantation», Biology of Gestation, vol. 1, ed. N.S. Assau (New York: Academic Press, 1968), 76.

[7] Bradley M. Patten, Embriología Humana, 3º, ed. (New York: McGraw Hill, 1968), 43.

[8] E.L. Potter y  J.M. Craig, Pathology of the Fetus and the Infant,  3º ed. (Chicago: Year Book Medical Publishers, 1975), vii.

[9] Subcomité de Separación de Poderes del Comité Judicial del Senado S-158, Informe, 97º Congreso, 1ª Sesión, 1981. 

[10] Robert George y  Patrick Lee, «Acorns and Embryos», The New Atlantis, No. 7, Otoño 2004/Invierno 2005, 90; https://www.thenewatlantis.com/publications/acorns-and-embryos.

[11] Terzo, Sarah. «La ciencia es clara: Cada nueva vida humana comienza con la fertilización».  Noticias de acción en vivo, enero 13, 2013.   https://www.liveaction.org/news/life-begins-at-conception-science-teaches/

[12] Alcorn, Randy. Pro-Life Answers to Pro-Choice Arguments. (Multnomah Books, 2000), 54. 

[13] Peter Singer, Ética Práctica, 2ª ed. (Cambridge: Cambridge University Press, 1993), 85-86.

[14] Subcomité de Separación de Poderes del Comité Judicial del Senado S-158, Informe, 97º Congreso, 1ª Sesión, 1981. 

 

Descargo de responsabilidad: Todas las opiniones expresadas por las personas asociadas a este ministerio o en nuestras plataformas no representan necesariamente las opiniones de Women in Apologetics, Inc. o de los miembros de su equipo.
 

 

article categories

Share this post

Article Categories

JOIN THE WIA TRIBE

Become a WIA volunteer and enjoy the many benefits that come with it! Check out our current needs on the volunteer page.

BECOME A KEY PARTNER

Help us in our mission to educate, equip, and encourage women in Christian apologetics.

Copyright © Women in Apologetics. All rights reserved.

Scroll to Top

2024 WOMEN IN APOLOGETICS CONFERENCE

Reasons for

HOPE

9000 Stewarts Ferry Pike Mt. Juliet, TN 37122

September 13-14th