pexels-fallon-michael-3551711

¿Por Qué Creo Que La Biblia Es La Palabra De Dios?

Por La Nej A. Garrison | Women in Apologetics April News 2021

[dropcap]¿P[/dropcap]or qué creo que la Biblia es la palabra de Dios? ¿Qué razones tengo para afirmar la infalibilidad de la Biblia? ¿Cómo vencer los desafíos en contra de la infalibilidad de la Biblia? La fiabilidad del texto histórico es fundamental para la fe Cristiana. Si bien esta es una mirada superficial a algunos temas, el objetivo es proporcionar al creyente un sentido de seguridad en su fe. La confiabilidad de las Escrituras es fundamental para la fe en Jesús, ya que contiene las llaves de la salvación. Si bien existen numerosas objeciones sobre la infalibilidad de la Biblia, el objetivo es abordar las críticas más comunes. Esta no es una defensa exhaustiva sobre la infalibilidad bíblica, sino más bien sirve como esquema para una apologética lógica.

¿Cómo definimos la infalibilidad y porqué es importante?  Wayne Grudem, un respetado teólogo sistemático nos provee esta definición: “La infalibilidad de la Escritura significa que las mismas en los manuscritos originales no afirman nada contrario al hecho…La definición en términos simples significa solamente que la Biblia siempre dice la verdad y que siempre dice la verdad en relación a todo lo que habla”.

Debe de haber un punto de parada para la máxima autoridad. Un desafío común en esta línea de pensamiento es que es un razonamiento circular. Si yo declaro que la Biblia es verdad porque la Biblia dice que es verdad, entonces he usado la Biblia para defender la Biblia. Este es un argumento circular. Bueno, algo por el estilo.

Grudem continúa diciendo, “Sin embargo, esto no invalida su uso, ya que todos los argumentos a favor de una autoridad absoluta deben apelar en última instancia a esa autoridad para obtener pruebas: de lo contrario, la autoridad no sería una autoridad absoluta o una autoridad mayor.”

A menudo los escépticos citan una figura notable de autoridad de un campo en particular como soporte para sus argumentos. Al mencionar su nombre tratan de infundir miedo al creyente, ya que su destreza intelectual parece abrumadora. La tarea no es remover la autoridad, en cambio, la tarea debería ser examinar las afirmaciones hechas por el texto o la persona. Así que, ¿cómo comenzamos?. Comenzaremos con el texto.

Hace algunos años, un libro popular creó controversia dentro de la comunidad cristiana, El código Da Vinci desafiaba la visión tradicional de Jesús, su humanidad y su divinidad. Los estudiantes me preguntan qué pienso acerca de los escritos de Dan Brown. “¿Este libro no te hace reconsiderar el Cristianismo?” ¿Por qué un libro de ficción escrito para el entretenimiento me haría dudar de la autoridad de la Escritura?. El Código Da Vinci nunca declaró tener autoridad divina, tampoco declaró hacer afirmaciones verdaderas acerca del origen del hombre, la moralidad, la eternidad, etc. Por otro lado, si un libro declara ser la Palabra de Dios mientras nos habla acerca de los inicios del tiempo, la condición del hombre y el final de la era, entonces, eso es digno de examinar.

Estos son los pasos:

  1. ¿Qué declaraciones hace la Biblia acerca de si misma?
  2. ¿Qué evidencia tenemos de que los manuscritos bíblicos han sido preservados?
  3. ¿La Biblia es veraz basada en la historia y la arqueología?
  4. ¿Cuál es el rol de la profecía en el establecimiento de la infalibilidad?

 

¿Qué declaraciones hace la Biblia acerca de si misma?

¿Qué dice la Biblia de sí misma? Desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento, múltiples pasajes afirman que Dios hablaba directamente a la gente  a través de los profetas o eventos proféticos en la historia. En 2° de Samuel 7, Dios habló directamente a través del profeta Natán recordando a David que debía ser un pastor para su pueblo. En 1° de Reyes 6:11, Dios habló a Salomón, indicando que se mantuviera diligente en guardar su Palabra y sería bendecido.

A través del Antiguo Testamento, profetas y reyes fueron desafiados a guardar los mandamientos de Dios, que fueron compartidos oralmente por eruditos capacitados y escritas para su preservación. Hay cientos de relatos registrados que hacen referencia a la comunicación de Dios con su pueblo.

En el Nuevo Testamento, “Pablo afirma la autoridad de los escritos del Antiguo Testamento al escribir que estos son theopneustos: “exhalados por Dios”. Dado que son escritos los que se dicen que son “exhalados”, esta exhalación debe ser entendida como una metáfora para hablar de las palabras de la Escritura.” Hubo un claro entendimiento de la iglesia primitiva de que el Antiguo Testamento era la sagrada Palabra de Dios.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.” (2°Timoteo 3:16)

Jesús citó Deuteronomio en medio de su tentación, dando fe de la historicidad de los documentos Mosaicos. El citó a Isaías y a otros profetas, verificando sus testigos y los eventos históricos en el Antiguo Testamento. Repetidamente la Biblia hace declaraciones internas de que es la Palabra de Dios.

¿Qué evidencia tenemos de que los manuscritos bíblicos han sido preservados?

 Las declaraciones que la Biblia hace acerca de si misma son importantes pero de nada sirven si Dios no es capaz de perseverar Su Palabra y guardarla del error a través del tiempo. Cuarenta autores a través de miles de años registraron la Biblia. ¿Cómo podemos estar seguros de que las palabras que leemos hoy son las mismas escritas por los autores originales?.

El conocido descubrimiento de las cuevas de Qumrán fue una de los más significativos descubrimientos arqueológicos en la historia. Dentro de estas 11 cuevas, los arqueólogos descubrieron escritos del Antiguo Testamento, incluyendo partes del libro de Levítico, los escritos de doce Profetas Menores, y el más notable, el libro entero de Isaías. Estos descubrimientos verifican la preservación de los escritos Bíblicos. El descubrimiento de los pergaminos  apoya la declaración de que la Biblia que leemos hoy en día ha sido preservada, en su forma original, durante miles de años. Además, eruditos críticos como John A. T. Robinson y Helmut Koester atestiguan acerca de la cantidad abrumadora de documentos del Nuevo Testamento que han sido preservados por la iglesia primitiva.

Como Cristiano, puedo confiar en que estoy leyendo las palabras de los profetas y sus testimonios acerca de Dios. Los escépticos pueden declarar que hay contradicciones dentro de las Escrituras, pero cualquier lectura imparcial reconoce la necesidad de leer los textos acorde a su género para asegurar una interpretación apropiada.

 

¿La Biblia es veraz en base a la historia y la arqueología?

¿La Biblia registra adecuadamente los eventos históricos? La Biblia es un libro de fe que describe la vida de los reyes, la caída de las naciones y el establecimiento de los reinos. La historia de la nación de Israel puede ser entendida dentro de las páginas del Antiguo y Nuevo Testamento. Por lo tanto, es imperativo que los datos históricos sean verificables externamente. “El renombrado arqueólogo William F. Albright dijo: “ No cabe ninguna duda de que el descubrimiento arqueológico ha confirmado la historicidad sustancial de la tradición del Antiguo Testamento”. Nelson Glueck añadió, “Puede establecerse categóricamente que ningún descubrimiento arqueológico jamás ha contradicho una referencia bíblica.” Estos arqueólogos afirman la integridad de las afirmaciones hechas por los escritores bíblicos que se corroboran con datos históricos.

 

¿Cuál es el rol de la profecía en el establecimiento de la infalibilidad?

El descubrimiento del libro de Isaías confirma la coherencia interna de la Escritura, pero no necesariamente afirma la inspiración divina. Es posible que todos estos puntos hasta ahora sean mera coincidencia, o posiblemente el trabajo de una secta secreta. Son los cumplimientos proféticos sobrenaturales adicionales que sobrepasan las capacidades de los hombres, combinado con los argumentos previos, lo que debería desafiar a los escépticos más fervientes. Hay numerosos ejemplos proféticos, como el establecimiento de la nación de Israel en 1948 (Ezequiel 36:8-12), que son convincentes. Destacaré una figura profética predicha cientos de años antes: Jesucristo. En su nacimiento, vida y muerte, Jesús cumple cientos de profecías.

El erudito bíblico John Phillips hace las siguiente observaciones pertinentes: ”… Se ha dicho que hubo 109 predicciones del Antiguo Testamento que se cumplieron literalmente en la primera venida de Cristo y, que de las 845 citas del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento, 333 hacen referencia a Cristo. Estas fueron cumplidas literalmente aunque se ha demostrado que las posibilidades en contra de dicho cumplimiento son de una en 33,554,438.” 

Las profecías cumplidas durante cientos de años no son obra del hombre. ¡La probabilidad matemática es de miles de millones! Las profecías son testimonios de una Mente Divina que está activa en los asuntos de los hombres. Por lo tanto, tenemos la obligación de examinar sus palabras. En conclusión, si los Cristianos tienen un texto que es internamente coherente, consistente histórica y arqueológicamente, y proféticamente preciso, está justificada su aceptación de una visión infalible de las Escrituras. Este no es un paso de fe ciego, sino una examinación racional de los datos.

 

Referencias

  1.  Grudem, Wayne A. Systematic TheolGrudem, Wayne A. Systematic Theology: an Introduction to Biblical
  2. Grudem, Wayne A. Systematic Theology: an Introduction to Biblical Doctrine. I, Zondervan Academic, 1994
  3. https://www.britannica.com/topic/Dead-Sea-Scrolls
  4. Geisler, Norman L., and Paul K. Hoffman. Why I Am a Christian Leading Thinkers Explain Why They Believe. Baker Books, 2006.
  5. Geisler, Norman L., and William E. Nix. A General Introduction to the Bible. Moody Press, 1986.
  6. Geisler, Norman L., and Paul K. Hoffman. Why I Am a Christian Leading Thinkers Explain Why They Believe. Baker Books, 2006.

 

Share this post

Categories

JOIN THE WIA TRIBE

Become a WIA volunteer and enjoy the many benefits that come with it! Check out our current needs on the volunteer page.

BECOME A KEY PARTNER

Help us in our mission to educate, equip, and encourage women in Christian apologetics.

Copyright © Women in Apologetics. All rights reserved.