pexels-pixabay-247195

¿Por Qué Dios No Se Revela A Sí Mismo A Todos?

Por Lisa Quintana

[dropcap]L[/dropcap]a duda genera angustia en algunos que buscan a Dios pero parecen no encontrarle. Es una experiencia perturbadora y una objeción a la existencia de Dios. Algunos dicen «si Dios es real ¿por qué simplemente no se revela a Sí mismo a todos para que sepan que Él es el Dios verdadero?» Esta objeción puede ser respondida de diversas maneras:

  1. Si vamos a obtener «fe», el único lugar para hacerlo es fuera de la presencia de Dios. No existiría necesidad (o posibilidad) de fe si Él apareciera en el momento en que nos lo cuestionamos.   
  2. Él ya se ha revelado a Sí mismo en todo lo que vemos – Él lo ha creado todo. (Ro. 1:18-21). 
  3. Jesús realizó milagros en frente de la gente que le esperaba, y aún así ellos no creyeron. Fue su mensaje lo que ellos rechazaban – aún lo es.
  4. Dios no lo hace difícil. Las personas lo hacen difícil. La gente escoge no creer. 
  5. Él se revelará a Sí mismo a todos los que le buscan (Jer. 29:13).

Sin embargo, algunos afirman que han buscado a Dios y no le han encontrado (o han dicho que Él no se revela a ellos). Este argumento es llamado «Ocultamiento Divino» el cual establece que si Dios existe (y es perfectamente bueno y amoroso) toda persona razonable habría llegado a creer en Dios, pero hay personas razonables y no-resistentes, pero todavía incrédulas.

Dios es perfectamente bueno y amoroso, pero ¿esto naturalmente conlleva a que Él deba estar siempre abierto a relaciones personales con seres finitos? Algunos sostienen que un Dios perfectamente bueno y amoroso aseguraría que en el mundo creado todas las cosas buenas serían relacionalmente compatibles, incluyendo una experiencia relacional consciente. Hay, por supuesto, una necesidad en los seres humanos de ver una creación ordenada y guiada por ciertos principios, principios relacionales entre ellos, pero exactamente cómo eso debiera estar definido cuando se trata de Dios puede ser desafiante.

Entendimiento Teológico

Hay cosas buenas relacionalmente compatibles, pero tal vez algunas personas no las ven como ellos quisieran que fuesen. Un punto de vista cristiano establece que los principios relacionales están en nosotros – somos los vasos que Dios ha seleccionado para llevar este aspecto relacional al mundo.

Lucas 16:16 establece que «la Ley y los Profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él» (énfasis propio). Dios está usando predicadores hoy; antes de la venida de Jesús eran la Ley y los Profetas. Con la ascensión de Jesús, el Espíritu Santo fue liberado. Actualmente, Dios usa predicadores, creyentes, y Su Espíritu (para el entendimiento de la Biblia y su inspiración) para lo bueno que es relacionalmente compatible. 

Sin embargo, esto no pareciera satisfacer a aquellos que insisten en que Dios debería interactuar con nosotros de la misma manera en que los humanos interactuamos entre nosotros. Pero, Dios no es humano. 

 

¿Debería Dios revelarse a Sí mismo de la manera en la que una persona desea?

Mi papá fue escéptico. Cuando me convertí al cristianismo a los 25 años, él comenzó a notar cambios positivos en mi comportamiento. Pensó que aquello era bueno para mi pero seguía sin creer. Solía decirme que quería una experiencia como la del camino a Damasco (Hechos 9). Solía decir, «¿por qué Dios no me derriba de mi burro?».

Penosamente, mi papá falleció siendo incrédulo. Hasta donde sé, él nunca tuvo la experiencia deseada con Dios. Sus demandas eran, en gran parte, equivocadas. Me refiero a que hay una razón por la cual Dios derribó a Saulo de su burro – ¡Dios necesitaba transformar a Saulo en Pablo, quien luego sería usado para escribir la mayor parte del Nuevo Testamento! Dios no es arbitrario en Sus revelaciones. 

 

Las demandas del hombre rico

En Lucas 16:27-31, un hombre rico (desde su lugar eterno en el Hades) ruega al Padre Abraham que envíe al pobre hombre Lázaro (en el cielo con Abraham) para advertir a sus hermanos acerca del lugar de tormento (infierno) en el que está; Abraham dice que no y le recuerda al hombre rico que sus hermanos han sido advertidos por Moisés y los profetas. El hombre rico no piensa que esto sea adecuado y cree que si un hombre muerto (Lázaro) les advierte, ellos se arrepentirán. Abraham responde, «tampoco se convencerán aunque alguien se levante de entre los muertos» (esta actitud existe hasta el día de hoy, ya que hay muchos que no creen en la Resurrección de Cristo, aún cuando hay evidencia histórica disponible). Es importante notar que la actitud del hombre adinerado no cambió aún en la muerte; el hombre rico aun le pregunta a Dios si Él se revelaría a Sí mismo a la gente en la forma en que él quería.

Aún si Dios se fuese a revelar en la manera en que una persona quiere, ¿qué garantía habría de que la persona creyera? Aun así, podría ignorarlo o encontraría una explicación natural. Y esto sí sucede, «cuándo la muchedumbre escuchó su voz, algunos pensaron que era un rayo mientras que otros declararon que un ángel le había hablado» (Juan 12:29, NLT, énfasis mío). Las personas en la misma muchedumbre escucharon la voz del cielo (v.28) como si fuera un rayo o como un ángel. ¿Cómo podrían haberlo escuchado tan diferente? Mi suposición es la inclinación del corazón – ¿está el corazón inclinado a confiar en la verdad de Dios o no?.

 

Cómo Dios se revela

Hay dos maneras básicas en las que Dios se revela a Sí mismo a las personas:

  1. Revelación general
    • Gracia común: «Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos». Hechos 17:28
  • El mundo natural; el ajuste fino para la vida en la Tierra; una primera causa de todo.
  1. Revelación especial
    •La Palabra inspirada (la Biblia)
    • La persona de Jesúscristo
    • Las experiencias personales

 

Experiencias personales

Algunos llaman a esto «la unión mística con Cristo»,  esto es, cuando un creyente tiene al Espíritu Santo y es capaz de conocer la voz del pastor (Juan 10:27). Esta unión no es una absorción en Dios como el panteísmo, en donde la individualidad pierde su identidad; sino, es más como un matrimonio, en donde dos están tan unidos que llegan a ser identificados con el otro como una unidad. ¿Cómo sabemos esto? Si Jesús está vivo (y Él ciertamente lo está) entonces podemos esperar conocerlo personalmente. 

El filósofo William Lane Craig ve que una «relación personal» con Cristo debe estar basada en Juan 15:4, «Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí». Jesús también nos da la parábola de la vid y el pámpano (Juan 15:1-8), en donde un creyente es «injertado» en la vid a través de la fe.

En los evangelios, hay muchos ejemplos diferentes de esta unión. ¿Creemos en estas palabras o no? Uno podría preguntarse si ser injertado por la fe de alguna forma produciría esta «experiencia de relación consciente» que muchos incrédulos no resistentes desean. ¿Debemos creer para ver?.

 

Ejemplos bíblicos de experiencias de Dios

Además de la lectura de las Escrituras, hay varios ejemplos bíblicos de cómo la gente podría experimentar a Dios:

  1. El don de profecía: «Seguid el amor, y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis». (1 Cor. 14:1)
  2. Sueños y visiones: «Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos e hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños;…» (Hechos 2:17)
  3. Pensamientos y sentimientos como la paz. (1 Cor. 14:33)
  4. Visitas angélicas. (Hechos 8:26; 27:23-24; Sal. 91:11)
  5. Impresiones/formas prelingüísticas de conocer/sentir algo. (Marcos 2:8)
  6. Circunstancias providenciales. (Sal. 103:19; Dan. 4:35; Hechos 17:26)
  7. El mundo natural, como los encuentros cerca de los árboles. (Zac. 1:11; Dt. 20:19)

 

La resistencia que oculta a Dios

Algunas personas simplemente no experimentan a Dios por su orgullo (Santiago 4:6), pecados sin arrepentirse (Marcos 7:20-23), y engaños  (Jer. 9:6; 2 Tim. 3:13; Col. 2:8). También hay momentos en donde Dios se esconde a propósito (Is. 45:15).

Algunas veces el escondite de Dios es un misterio, lo cual lleva a mucha incertidumbre que disgusta a algunos ateos. Ellos quieren pruebas inalterables de Dios, argumentando que el concepto de fe requiere ceguera. El mejor conocimiento apologético de la fe es que hay suficiente evidencia para elegir racionalmente confiar en Jesucristo. Aunque la fe en este sentido no es ciega, sí requiere un elemento de confianza en aquello que no podemos ver o conocer totalmente. 

 

Incrédulos no resistentes

Los incrédulos no resistentes son las personas que han buscado la evidencia disponible y aún así, no han creído. Si Dios existe, algunos filósofos ateos concluyen que nunca habrán incrédulos no resistentes. No estoy segura de estar de acuerdo con esto, pero la angustia generada por la duda, la cual experimentans estos incrédulos no resistentes, me genera compasión; quieren experimentar a Dios pero no han sido capaces de hacerlo.

«Sinceramente le he preguntado (a Dios) por años pero no he obtenido respuesta alguna; luego leí la Biblia buscando respuestas. Encontré que, a lo sumo, la Biblia está compuesta de historias para enseñar lecciones o para explicar cómo funciona el mundo».

Ateo anónimo en Twitter

Como Cristianos, necesitamos demostrar el amor de Dios a estas personas. Al final del día, lo único que podemos hacer es amar a otros sin expectativas, incluyendo a aquellos que parecieran no encontrar a Dios, confiando en que Dios nos usará. Es el amor de cristianos lo que me llevó a la fe cuando era incrédula. Amemos bien a los demás. 

 

Referencias:

1. Estas respuestas fueron sacadas anónimamente de un posteo en redes sociales en el que se hizo esta pregunta.

2. WIA ha publicado un devocional por 30 días sobre la evidencia histórica de la Resurrección.

3. John Calvin, Inst. 3.11.10, pp. 736-37.

 

 

Descargo de responsabilidad: Todas las opiniones expresadas por las personas asociadas a este ministerio o en nuestras plataformas no representan necesariamente las opiniones de Women in Apologetics, Inc. o de los miembros de su equipo.
 

article categories

Share this post

Article Categories

JOIN THE WIA TRIBE

Become a WIA volunteer and enjoy the many benefits that come with it! Check out our current needs on the volunteer page.

BECOME A KEY PARTNER

Help us in our mission to educate, equip, and encourage women in Christian apologetics.

Copyright © Women in Apologetics. All rights reserved.

Scroll to Top

2024 WOMEN IN APOLOGETICS CONFERENCE

Reasons for

HOPE

9000 Stewarts Ferry Pike Mt. Juliet, TN 37122

September 13-14th